Posts etiquetados ‘led’

Oftalmólogos, ópticos e investigadores alertan de los efectos del sistema, cada vez más expandido

“Se está primando la eficiencia energética sobre la calidad de la iluminación”, lamenta la Generalitat

Son el futuro, la tecnología más eficiente. Y también la más ecológica, aunque hay que andarse con cuidado con ella. La luz azul necesaria para obtener algunas iluminaciones led blancas provoca un deterioro a largo plazo en la retina, si la exposición es prolongada, repetida y cercana.

Los niños, que aún están desarrollando su sistema ocular, son especialmente sensibles al impacto del haz luminoso, ya que su cristalino no filtra correctamente esa luz azul.

Las personas que han sido operadas de cataratas, las que tienen problemas de fotosensibilidad o los instaladores de iluminaciones son otros grupos de riesgo. Pese a la alerta, aún queda por determinar cuál ha de ser la intensidad de la exposición para que se produzcan daños.

Los leds están llamados a convertirse en el principal sistema de iluminación en Europa –doméstico, urbano e industrial–, según indicaciones de la propia Unión Europea (UE), que ha dictado una directiva para que las bombillas de filamentos vayan desapareciendo progresivamente hasta el 2016. Se impone la eficiencia energética. 

Riesgo de deslumbramiento

El problema, advierten científicos, oftalmólogos y ópticos, es que, pese a sus grandes ventajas económicas, algunos leds –precisamente, los más habituales en el mercado, utilizados por ejemplo en lámparas de lectura, linternas y faros de coche– tienen una gran componente de luz azul.

Y aún otra advertencia: hay leds que pueden generar intensidades hasta mil veces superiores a las de las bombillas convencionales. Eso origina un alto riesgo de deslumbramiento y provoca, en caso de exposiciones continuadas y reiteradas, hasta daños oculares, afirma un informe de la agencia francesa de seguridad en la alimentación, el medioambiente y el trabajo (Anses).

“Instituciones, fabricantes, comercializadores y consumidores, hemos estado solo preocupados con que los sistemas de iluminación fueran energéticamente eficientes, pero quizás se ha descuidado otro elemento importante: la calidad de esa luz”, observa Mercè Terradellas, directora de la Oficina de Control de la Contaminació Lluminosa de la Generalitat.

Fuente: enlace

Anuncios

Interesante prueba en varios tipos de bombillas:

  1. Incandescente
  2. Fluorescente compacto
  3. Halógeno
  4. Hálido de metal
  5. Led
  6. Fluorescente

 

Comparativa Led

Publicado: 16 marzo, 2011 en Noticias
Etiquetas:, , , , ,

Vamos a hacer un repaso a cada una de las posibilidades, existen 5 (las más comunes):

  1. Incandescentes
  2. Halógenas
  3. Bajo Consumo
  4. bombilla Led
  5. Fluorescentes
  • Incandescentes
bombillas incandescentes
 

Las bombillas incandescentes son los modelos más antiguos, tiene un precio de coste muy reducido pero a la larga resultan más caras, ya que consumen más energía que otros modelos actuales que existen en el mercado, su potencia lumínica es inferior tiene una vida útil de unas 1.000 horas.

  • Halógenas
bombillas halogenas
 
Las bombillas halógenas fue una nueva generación para remplazar a las bombillas incandescentes y están diseñadas para soportar mayor temperatura de calor, con lo cual produce una luz más limpia y potente y tiene un tamaño más reducido, su vida util es de unas 2.000 horas.
  • Bajo Consumo
  • 

bombillas bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo fue una nueva generación para sustituir a las bombillas incandescentes y halógenas, el problema de estas bombillas que al encenderse consume una gran cantidad de energía, y disminuye el tiempo de vida útil de estas lamparas también contiene gran cantidad de mercurio que es perjudicial y contaminante para el medio ambiente, su vida útil es de 6.000 a 8.000 horas.
  • Bombillas Led
  • 

bombillas led

Las bombillas de LED suponen el último paso en cuanto a tecnologías en iluminación. Consumen hasta un 92% menos de energía que las bombillas incandescentes y hasta un 50% menos que la mayoría de las bombillas de bajo consumo, fluorescentes. Su consumo es muy reducido, y no atacan al medio ambiente, su encendido es instantáneo y su reproducción cromática, no altera los colores, su vida útil es de 40.000 a 50.000 horas.

Dos pequeños gráficos a tener en cuenta:

comparativas eficiencia

comparativa durabilidad vida

  • Fluorescentes

Descubra las ventajas que tienen los fluorescentes LED en comparación a los convencionales

Luminaria de 2 x 32 w marca reconocida 32 Watts

 

 

 

Luminaria de 2 x 15 w G-Luz Led / 15 Watts

-Tensión de entrada: 114,2 voltios
 
-Tensión de entrada: 114,2 voltios
-Amperios: 0,55
   
-Amperios: 0,22
-Total Watts consumo: 62,81
   
-Total Watts consumo: 25,12 ( AHORRO DEL 60% )
-1,70 mts sobre mesa de trabajo: Lux 206,00
   
-1,70 mts sobre mesa de trabajo: Lux 351,00 ( 41 % más de lux )
-2,40 mts al piso: Lux 90,00
   
-2,40 mts al piso: Lux 185,00 ( 51 % más de lux )

Un nuevo caso dedicado a la rentabilidad de las lámparas led.

Ejemplo 2

Supongamos un parking subterráneo

Lo primero, vamos a calcular el coste con tubos normales

Caracterísiticas TUBO fluorescente:

Nº de tubos: 250 unidades

Vida Útil: 10.000 (aprox. 1 año y medio)

Horas de uso: 24h/365dias

Tensión de trabajo: 120VAC ó 240VAC

Balastro y Cebador: Indispensable

Consumo de energía del tubo: 45W

Consumo total (+cebador): 60W

Ahorro energético: cero

 Desarrollo:

250 Tubos x 60W cada tubo = 15.000W

15.000W x 24h / 1000 = 360Kwh/día
360Kwh/día x 365 días al año = 131.400Kwh/año.

131.400Kw/año x 0,11 € kw = 14.454€ A PAGAR AL AÑO

131.400Kwh/año x 5 años =657.000Kw.

657.000Kw x 0.11€/kwh = 72.270€ A PAGAR EN 5 AÑOS

Notas:

  • Calculando el KW/h a una media de 0,11€ (El precio del KW/h se incrementara en años sucesivos, cogemos un precio bajo, tarifa eléctrica fijada en el BOE.)
  • Con los tubos tradicionales el precio de la energía consumida ascendería a 14.454€ y faltaría sumarle las diferentes parámetros de la factura y añadidos mano de obra mantenimiento sustitución de tubos, reactancias, cebadores, tubos, etc.
  • En 5 años esto se traduce en un consumo de energía de 657.000Kw (0,65Mw.) que con la tarifa eléctrica actual, suponiendo que siguiera igual, correspondería a nada menos que 72.270€.

Ahora calculamos nuestro parking ejemplo pero con tubos Led

Caracterísiticas TUBO fluorescente:

Nº de tubos: 250 unidades

Vida Útil: 50.000 (Más de 5 años)

Horas de uso: 24h/365dias

Tensión de trabajo: De 80 a 300VAC

Balastro y Cebador: No necesario

Consumo de energía del tubo: 22W

Consumo total (+cebador): 22W

Ahorro energético: 65% (en comparación con el TUBO fluorescente mencionado

250 tubos x 22W cada  tubo = 5.500W

5.500W x 24h / 1000 = 132Kw/día

132Kw/día x 365dias=48.180 Kwh/año.

48.180Kw/año x 0,11€ kwh= 5299,8€ A PAGAR AL AÑO

48.180Kw/año x 5 años = 240.900 Kw

240.900Kw x 0.11€ kw= 26.499€ A PAGAR EN 5 AÑOS

72.270€ (consumo fluorescentes) – 26.499€ (consumo LED)= 45.771,€ AHORRO EN 5 AÑOS
 

De aquí nacen varias conclusiones:

  • En 5 años tendríamos un tremendo ahorro medioambiental (que no se nos olvide) y un ahorro económico de 45.771,€ (No he tenido en cuenta el coste de los materiales, sólo me he centrado en consumos)
  • No sólo el ahorro es debido al tubo LED en sí, sino también a los consumos eliminados de reactancias y cebadores
  • También tenemos que tener en cuenta que tendríamos que sustituir 4 veces el tubo tradicional (10.000 horas de vida de media) mientras esté funcionando el mismo tubo de LED (50.000 horas)
  • Está más que claro que es muy rentable el uso de los tubos LED, y su amortización económica se realiza en una  sola fracción de su vida útil
  • Al consumo eléctrico de los tubos tradicionales hay que sumarle el coste de las sustituciones necesarios, ya que en nuestro ejemplo la vida de los fluorescentes con sus 10.000 horas equivalen a algo menos de 1,5 años…. es decir habría que sustituir cada tubo tradicional unos 3-4 veces, que a 2,5 €/tubo serían otros 2.500€ adicionales

Hola lectores,

Quiero abordar en este hilo un tema muy delicado, la rentabilidad de las lamparas LED.

De siempre, el led nos ha rodeado, desde el mando a distancia para cambiar de canal la televisión, hasta las luces de tráfico. Ahora, los gobiernos de muchos países se plantean cambiar el alumbrado público por led, los coches que cada día llevan más de estos pequeños diodos emisores de luz, etc, pero… ¿Es rentable? Si lo es ¿Por qué?

La opción del led es cara, pero tambien ofrece ventajas importantes:

·         Larga duración (a partir de 50.000 horas).
·         Bajo coste de mantenimiento.
·         Más eficiencia que las lámparas incandescentes y las halógenas.
·         Encendido instantáneo.
·         Completamente graduable sin variación de color.
·         Emisión directa de luces de colores sin necesidad de filtros.
·         Gama completa de colores.
·        Ventajas medioambientales como que no llevan mercurio, y no tienen irradiaciones de infrarrojos o ultravioletas en la luz visible

Y una única desventaja:

·        Precio

Pero, no os equivoqueis, que el precio sea superior a una bombilla de incandescencia, no significa que no sea rentable, y para ello voy a poner un par de ejemplos:

Ejemplo 1

1-Ahorro en factura de luz frente a mayor coste inicial

Como ejemplo inicial, y solo a titulo orientativo, digamos que consideramos dos lámparas, una de sodio de 400W y otra LED de 250W.

Calcularemos primero el consumo de cada opción, en una base mensual, de 30 días (Usado 12h diarias)

Sodio: 12h*30dias*400W=144000Wh=144 KWh (la factura eléctrica se factura por el consumo en KWh)

LED: 12h*30dias*250W=90000KWh=90 KWh

Los restamos para saber la diferencia de consumo: 144-90=54 KWh

(también se puede obtener restando primero las potencias de las lamparas, y multiplicando el resultado por 12h y 30 dias: 400-250W=150W. 150W*12h*30 dias=54KWh).

Ahora hay que transformar esta diferencia de consumo a dinero. Para ello, rescatad vuestra factura eléctrica y mirad a cuanto os facturan cada KWh. Y sumarle cuantos cargos haya (habitualmente, un 4,86% de impuesto especial mas un 18% de IVA). En mi factura, resulta en unos 0.14 €/KWh.

Asi q al mes, el ahorro es de 54KWh*0.14= 7.56€ al mes.

Ahora lo comparamos con la diferencia de precio entre ambos sistemas. Pongamos por ejemplo que el sistema de sodio cuesta 100€ y el de LEDs, 450€. La diferencia es pues de 350€.

¿Cuanto se tarda en amortizar la lampara LED en este caso?

Pues dividimos la diferencia de precio, entre el ahorro de factura al mes: 350€/7.56€=46 meses, es decir, algo menos de 4 años. Si la lampara se usa durante 4 años, sera rentable, y si no, pues no.

Este es un análisis básico de la cuestión, que iremos matizando para hacer un análisis económico completo de la rentabilidad de ambas alternativas, es decir, no se han tenido en cuenta todas las variables

Matiz 1. Consumo real y completo.

Es importante conocer el consumo real de cada sistema. Las cifras “400W” y “250W” son redondeos que rara vez son exactos. Y hay que incluir en esa cifra todo el consumo de cada sistema, incluyendo transformadores, balastros, etc.

Por ejemplo, el consumo de un sistema de 400W de sodio oscila entre 440W de los buenos balastros, a 470W de los regulares e incluso mas de los verdaderamente malos. Habitualmente los primeros cuestan mas que los ultimos, obviamente, es decir este factor va a afectar tanto a la diferencia de precio entre sistemas, como a la diferencia de consumo.

Con respecto a la lampara de LEDs, es conveniente informarse de si la potencia indicada se refiere al consumo de LED o al de toda la lampara. En el primer caso, informaros de cual es el consumo total de la lampara.

Matiz 2. Recambios de bombillas

En el calculo inicial no hemos introducido la duración de cada lampara y el precio de reemplazarla. En el ejemplo, una bombilla de sodio es necesario recambiarla cada 1-2 años, por regla general. (en este caso voy a dar un año de recambio).

En el caso de los LEDs, estos no se recambian. Tienen una larga vida y se van degradando (emitiendo menos luz poco a poco). Habitualmente se reemplaza las lamparas de cultivo cuando llegan al 80% de la emisión inicial. Para una lampara LED bien diseñada, esto oscila entre las 25000 y 35000h de uso ( hay 24*365dias=8760h en un año; a 12h diraias, lo mas que se puede usar una lampara son 4380h, luego una lampara LED debe de tener una vida de entre 5,7 y 8 años de uso continuo).

La manera mas cómoda de realizar el calculo es usando el plazo de recambio de bombilla como base. En el ejemplo, un año, 12 meses.

Usando ese plazo, calcularemos el coste de mantenimiento total de cada lampara, incluyendo tanto el consumo electrico como de reemplazo de bombilla. Pongamos como ejemplo q cada bombilla vale 40€.

Habíamos visto q la diferencia debida al consumo eléctrico, era de 7.56€ al mes. En un año pues, son 7.56€*12 meses=90.72€. A lo q sumamos el coste de la bombilla de recambio: 90.72+40€= 130.72€.

Si el coste del equipo de sodio inicial ya incluía la bombilla, la restaremos del precio, pues ya la hemos incluido como parte del coste de mantenimiento. Asi pues, el coste inicial del sistema de sodio se queda en 100€-40€=60€. Luego la diferencia de coste inicial es de 450€-60€=390€.

Dividimos la diferencia de coste inicial entre el coste de mantenimiento anual, para hallar el plazo de amortización:
390€/130.72€= 2.98, es decir 3 años es lo q llevaría recuperar el mayor coste inicial. A partir de ahí, cada año de uso se ahorrarían 130€.

Sencillamente, cada persona debe introducir en el calculo sus variables personales: cuanto le cuesta cada alternativa inicialmente, el plazo de recambio de bombillas que va a usar, etc.

Digamos que por lo general se estima que un plazo de amortización de hasta 4 años es bueno y factible. Obviamente, lo deseable es q sea lo menor posible. Un plazo de amortizacion superior a la vida estimada de la lampara no es rentable, y uno q este demasiado cerca, arriesgado (¿y si falla la lampara LED antes de lo previsto?).

Cuando se hace un calculo de rentabilidad en un plazo que dura años, es importante, por supuesto, conocer las garantías de los productos. Una practica muy deseable es q el plazo de amortización no exceda del de la garantía del producto. Como rara vez las garantías superan los 3 años, preferiblemente se buscaran estos plazos de amortización o menores, como los claramente rentables (hay q tener en cuenta, por otro lado, que habitualmente un mayor plazo de garantía resulta en un coste mayor del producto).

Fuente: Enlace

La aplicación más directa que tienen los LEDs sobre el campo de la domótica es conseguir una adecuada iluminación y ambientación, según la situación lo requiera,  ya que no olvidemos que la domótica se basa en hacer la estancia en el hogar, o en un edificio cualquiera, lo más agradable y cómoda posible.  La domótica se está implantando en los hogares. Y la pregunta es ¿Por qué LEDs y no focos incandescentes? Efectivamente, cada día más se está imponiendo el uso del LED. Debido a que este no es una bombilla, sino un circuito electrónico, y su adaptación a la domótica es más simple que la iluminación convencional. Los LEDs están preparados para que puedan ser controlados por una centralita u ordenador. Desde ahí se controla: la intensidad de la luz, la cantidad de focos que tienen que estar encendidos o apagados, programar un horario por razones de seguridad. Con todo esto respondemos con contundencia a la pregunta anterior, ya que para una casa “inteligente” el manejo de estos circuitos es mucho más directo, ya que son fácilmente integrables.

Damos ahora ejemplos sobre este tipo de iluminaciones que podemos conseguir con los LEDs, es obvio que en una hipotética casa que pudiera detectar por ejemplo nuestro estado de ánimo, o situaciones de comportamiento específicas, podría variar fácilmente la iluminación y los tonos del recinto o instancia gracias al uso de estos.

1.       Alumbrado para suelos, pavimentos, baños… Ya que cada una de estas estancias tendrá una iluminación diferente y propia acorde con sus características. 

2.      Alumbrado decorativo, ya que es importante para el bienestar y en cierta forma también es fin propio de la iluminación decorar e entorno, según las necesidades de este. 

 

3.       Alumbrado de exteriores, ya que soporta mejor las condiciones ambientales, que otros focos incandescentes.

4.      Orientación por zonas de la casa que puedan ser comprometidas en horarios nocturnos, claramente en una zona controlada por sensores, cuando se detecte movimiento automáticamente se activará.

5.       Ambientación de ciertas zonas del hogar “especiales”, como puede ser una cama de matrimonio o cualquier lugar en el cual sea interesante dispones de varios ambientes según la situación lo requiera. Gracias a la diversidad en las tonalidades que se pueden conseguir, es otro punto a favor del LED, en este tipo de situaciones. 

 6.      Proporcionar seguridad, ya que podemos dejar programada en la centralita ciertos horarios para crear la iluminación adecuada, que en este caso pueda persuadir a posibles ladrones, creando la sensación de que efectivamente la casa está habitada sin realmente estarlo.

 7.       Alumbrado para suelos, pavimentos, baños… Ya que cada una de estas estancias tendrá una iluminación diferente y propia acorde con sus características. 8.      Alumbrado decorativo, ya que es importante para el bienestar y en cierta forma también es fin propio de la iluminación decorar e entorno, según las necesidades de este. 

9.       Alumbrado de exteriores, ya que soporta mejor las condiciones ambientales, que otros focos incandescentes. 10.      Orientación por zonas de la casa que puedan ser comprometidas en horarios nocturnos, claramente en una zona controlada por sensores, cuando se detecte movimiento automáticamente se activará. 11

11.  Ambientación de ciertas zonas del hogar “especiales”, como puede ser una cama de matrimonio o cualquier lugar en el cual sea interesante dispones de varios ambientes según la situación lo requiera. Gracias a la diversidad en las tonalidades que se pueden conseguir, es otro punto a favor del LED, en este tipo de situaciones. 

12.      Proporcionar seguridad, ya que podemos dejar programada en la centralita ciertos horarios para crear la iluminación adecuada, que en este caso pueda persuadir a posibles ladrones, creando la sensación de que efectivamente la casa está habitada sin realmente estarlo.

En definitiva el LED forma y formará parte fundamental de la iluminación en hogares y edificios en un futuro, ya que con el paso del tiempo estos edificios y su automatización es inevitable, y por tanto las ventajas derivadas de que la fuente que produzca la iluminación sea realmente un circuito, son que su integración y control por parte de las centralitas sea fácil de conseguir y adecuada según las necesidades del entorno. Pudiendo tener situaciones en las que debemos crear una atmósfera de calma y quietud, y otras en las que es interesante un ambiente más dinámico.

Fuente: Enlace

Historia del Led

Publicado: 14 marzo, 2011 en Noticias
Etiquetas:, , , , ,

El primer led comercialmente utilizable fue desarrollado en el año 1962, combinando Galio, Arsénico y Fósforo (GaAsP) con lo cual se consiguió un led rojo con una frecuencia de emisión de unos 650 nm con una intensidad relativamente baja, aproximadamente 10 mcd @20mA, (mcd = milicandela, posteriormente explicaremos las unidades fotométricas y radiométricas utilizadas para determinar la intensidad lumínica de los leds).  El siguiente desarrollo se basó en el uso del Galio en combinación con el Fósforo (GaP) con lo cual se consiguió una frecuencia de emisión del orden de los 700 nm. A pesar de que se conseguía una eficiencia de conversión electrón- fotón o corriente-luz más elevada que con el GaAsP, esta se producía a relativamente baja corrientes, un incremento en la corriente no generaba un aumento lineal en la luz emitida, sumado a esto se tenía que la frecuencia de emisión estaba muy cerca del infrarrojo una zona en la cual el ojo no es muy sensible por lo que el led parecía tener bajo brillo a pesar de su superior desempeño de conversión. 

Los siguientes desarrollos, ya entrada la década del 70, introdujeron nuevos colores al espectro. Distinta proporción de materiales produjo distintos colores. Así se consiguieron colores verde y rojo utilizando GaP y ámbar, naranja y rojo de 630nm (el cual es muy visible) utilizando GaAsP. También se desarrollaron leds infrarrojos, los cuales se hicieron rápidamente populares en los controles remotos de los televisores y otros artefactos del hogar. 

En la década del 80 un nuevo material entró en escena el GaAlAs Galio, Aluminio y Arsénico. Con la introducción de este material el mercado de los leds empezó a despegar ya que proveía una mayor performance sobre los leds desarrollados previamente. Su brillo era aproximadamente 10 veces superior y además se podía utilizar a elevadas corrientes lo que permitía utilizarlas en circuitos multiplexados con lo que se los podía utilizar en display y letreros de mensaje variable. Sin embargo este material se caracteriza por tener un par de limitaciones, la primera y más evidente es que se conseguían solamente frecuencias del orden de los 660nm (rojo) y segundo que se degradan más rápidamente en el tiempo que los otros materiales, efecto que se hace más notorio ante elevadas temperaturas y humedades. Hay que hacer notar que la calidad del encapsulado es un factor fundamental en la ecuación temporal. Los primeros desarrollos de resinas epoxi para el encapsulado poseían una no muy buena impermeabilidad ante la humedad, además los primeros leds se fabricaban manualmente, el posicionamiento del sustrato y vertido de la resina era realizado por operarios y no por maquinas automáticas como hoy en día, por lo que la calidad del led era bastante variable y la vida útil mucho menor que la esperada. Hoy en día esos problemas fueron superados y cada vez son más las fábricas que certifican la norma ISO 9000 de calidad de proceso. Además últimamente es más común que las resinas posean inhibidores de rayos UVA y UVB, especialmente en aquellos leds destinado al uso en el exterior. 
En los 90 se apareció en el mercado tal vez el más exitoso material para producir leds hasta la fecha el AlInGaP Aluminio, Indio, Galio y Fósforo. Las principales virtudes de este tetar compuesto son que se puede conseguir una gama de colores desde el rojo al amarillo cambiando la proporción de los materiales que lo componen y segundo, su vida útil es sensiblemente mayor, a la de sus predecesores, mientras que los primeros leds tenía una vida promedio efectiva de 40.000 horas los leds de AlInGaP podían más de 100.000 horas aun en ambientes de elevada temperatura y humedad. 

Es de notar que muy difícilmente un led se queme, si puede ocurrir que se ponga en cortocircuito o que se abra como un fusible e incluso que explote si se le hace circular una elevada corriente, pero en condiciones normales de uso un led se degrada o sea que pierde luminosidad a una tasa del 5 % anual. Cuando el led ha perdido el 50% de su brillo inicial, se dice que ha llegado al fin de su vida útil y eso es lo que queremos decir cuando hablamos de vida de un led. Un rápido cálculo nos da que en un año hay 8760 horas por lo que podemos considerar que un LED de AlInGaP tiene una vida útil de más de 10 años.
Como dijimos uno de factores fundamentales que atentan contra este número es la temperatura, tanto la temperatura ambiente como la interna generada en el chip, por lo tanto luego nos referiremos a técnicas de diseño de circuito impreso para bajar la temperatura. Explicaremos un detalle de mucha importancia respecto a los leds y su construcción. Cuando se fabrica el led, se lo hace depositando por capas a modo de vapores, los distintos materiales que componen el led, estos materiales se depositan sobre una base o sustrato que influye en la dispersión de la luz. Los primeros leds de AlInGaP se depositaban sobre sustratos de GaAs el cual absorbe la luz innecesariamente. Un adelanto en este campo fue reemplazar en un segundo paso el sustrato de GaAs por uno de GaP el cual es transparente, ayudando de esta forma a que más luz sea emitida fuera del encapsulado. Por lo tanto este nuevo proceso dio origen al TS AlInGaP (Tranparent Substrate) y los AlInGaP originales pasaron a denominarse AS AlInGaP (Absorbent Susbtrate). Luego este mismo proceso se utilizo para los led de GaAlAs dando origen al TS GaAlAs y al As GaAlAs. En ambos casos la Eficiencia luminosa se incrementaba típicamente en un factor de 2 pudiendo llegar en algunos casos a incrementarse en un factor de 10. Como efecto secundario de reemplazar el As por el TS se nota un pequeño viro al rojo en la frecuencia de emisión, generalmente menor a los 10nm.A final de los 90 se cerró el circulo sobre los colores del arco iris, cuando gracias a las tareas de investigación del Shuji Nakamura, investigador de Nichia, una pequeña empresa fabricante de leds de origen japonés, se llego al desarrollo del led azul, este led siempre había sido difícil de conseguir debido a su elevada energía de funcionamiento y relativamente baja sensibilidad del ojo a esa frecuencia (del orden de los 460 nm). Hoy en día coexisten varias técnicas diferentes para producir luz azul, una basada en el SiC Silicio – Carbono otra basada en el GaN Galio – Nitrógeno, otra basada en InGaN Indio-Galio-Nitrógeno sobre substrato de Zafiro y otra GaN sobre sustrato SiC. El compuesto GaN, inventado por Nakamura, es actualmente el más utilizado. Otras técnicas como la de ZnSe Zinc – Selenio ha sido dejadas de lado y al parecer el SiC seguirá el mismo camino debido a su bajo rendimiento de conversión y elevada degradación con la temperatura. 

Dado que el azul es un color primario, junto con el verde y el rojo, tenemos hoy en día la posibilidad de formar el blanco con la combinación de los tres y toda la gama de colores del espectro, esto permite que los display gigantes y carteles de mensajes variables full color se hagan cada día más habituales en nuestra vida cotidiana. Es también posible lograr otros colores con el mismo material GaN, como por ejemplo el verde azulado o turquesa, de una frecuencia del orden de los 505 nm. Este color es importante ya que es el utilizado para los semáforos y entra dentro de la norma IRAM 2442 Argentina y VTCSH parte 2 americana y otras. Su tono azulado lo hace visible para las personas daltónicas. El daltonismo es una enfermedad congénita que hace a quien lo padece ser parcialmente ciego a determinadas frecuencias de color, generalmente dentro de ellas está la correspondiente al verde puro que tiene una frecuencia del orden de los 525 nm. 

Otros colores también son posibles de conseguir como por ejemplo el púrpura, violeta o ultravioleta. Este último es muy importante para la creación de una forma más eficiente de producir luz blanca que la mera combinación de los colores primarios, ya que añadiendo fósforo blanco dentro del encapsulado, este absorbe la radiación ultravioleta y emite frecuencia dentro de todo el espectro visible, logrando luz blanca en un proceso similar al que se produce en el interior de los tubos fluorescentes. A veces el fósforo posee una leve tonalidad amarillenta para contrarrestar el tono azulado de la luz del semiconductor. Luego de tantos materiales y frecuencias de ondas sería bueno resumir todo esto en una forma más clara, es por ello en la tabla 1 se detallan los distintos frecuencias de emisión típica de los leds comercialmente disponibles y sus materiales correspondientes. Los datos técnicos fueron obtenidos de distintos fabricantes. Es de notar que la resolución del ojo es del orden de los 3 a 5 nm según el color de que se trate. 

 Fuente: enlace